Conoce nuestras medidas contra el COVID-19
Menú
Transformación digital y reconstrucción económica 03-06-2021
Abren Centro de Excelencia Smart 4.0 en Colombia
Equipo de contenido SCELC

Con el objetivo de dar soluciones a los nuevos retos y necesidades que enfrentan las ciudades del futuro, en febrero aterrizó en Medellín, Colombia, el Centro de Excelencia Smart 4.0, ubicado en el centro de innovación y negocios Ruta N y liderado por Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría en Colombia y en el mundo.

 

“Estamos felices con la llegada de nuestro Centro de Excelencia Smart 4.0 a Ruta N. Con este nuevo proyecto, continuaremos desarrollando tecnologías innovadoras que se adapten y respondan a las necesidades de los ciudadanos, los gobiernos y las empresas. Trabajaremos arduamente en brindar conocimiento y ofrecer soluciones con un enfoque que tendrá repercusión en la ciudad y en otras regiones del país”, afirmó Fernando Ayala, director general de Indra en Colombia.

Indra estará presente en Ruta N a través del uso de espacios físicos en el centro de innovación que permitirán trabajar de cerca en proyectos de tecnología que interesen a la ciudad y en los que el manejo de datos es la clave para dar solución a problemas tales como aquéllos relacionados con el medio ambiente, la energía, la movilidad urbana, la sanidad, la seguridad, el ocio y el turismo, entre otros.


“Indra llega a Ruta N para ser parte activa del ecosistema de Ciencia, Tecnología e Innovación de Medellín. Es, sin duda, una apuesta por construir, de la mano de la academia, el sector privado, el público y la ciudadanía, una Medellín Valle del Software. Esa es la apuesta de ciudad que nos permitirá impulsar mejores condiciones de empleo, una transformación digital integral y un territorio en el que sea natural emprender”, indicó Javier Darío Fernández Ledesma, director ejecutivo de Ruta N.

 

Tecnologías innovadoras

El Centro de Excelencia Smart 4.0 de Indra no solo se presenta como un aliado para la innovación en Medellín, sino que materializa, a través de Minsait, la compañía de Indra consultora en transformación digital y Tecnologías de la Información en Latinoamérica y España, su interés por la investigación y desarrollo con herramientas basadas en la integración de tecnologías avanzadas como son la Inteligencia Artificial (IA), el Internet de las Cosas (IoT) y el Big Data.

Los nuevos retos impuestos a las ciudades en relación con sus ciudadanos y la forma en la que éstos interactúan con su entorno, por episodios como la reciente pandemia del coronavirus, hacen que la tecnología reinvente y desarrolle soluciones a problemas específicos. 

Las grandes urbes precisan del tratamiento adecuado y experto de la información que recogen acerca del comportamiento de los ciudadanos que ocupan su territorio frente a múltiples factores como la banca, el medio ambiente, la educación, el transporte, etc. El uso del Big Data es clave en el procesamiento de dicha información, con miras a la integración y el análisis, para dar una respuesta de predicción sobre determinadas situaciones.

Por su parte, la IA hace posible que las soluciones desarrolladas tengan un impacto superior al ser mejor gestionadas por software no corruptible y con mayor precisión y fiabilidad. La gestión del tráfico es un ejemplo perfecto de la fusión entre la IA y el Big Data en busca de una movilidad en las ciudades cada vez más segura, rápida y sostenible. Dichas herramientas pueden ser configuradas para que atiendan cualquier otro tipo de entorno, ya sea médico, político, democráticos, etc.

Indra espera aportar de manera destacada a la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos y el crecimiento sostenible de las economías de sus urbes mediante el desarrollo de tecnología innovadora y útil. 

De esa forma, el Centro de Excelencia Smart 4.0 pretende poder convertirse en un espacio en el que la investigación y el desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas, junto con entidades públicas y privadas, la academia y emprendimientos locales, impacten de manera positiva la vida y el desarrollo ambiental, económico y social de Medellín y Colombia y, por ende, contribuir a mejorar sus niveles de productividad y crecimiento.